Análisis del bastón de ciego de aluminio de VISIONU

Hoy traigo la review de un bastón de ciego, interesante por ser (vendidos por la marca VISIONU), algo más baratos que los bastones de Ambutech que abundan prácticamente en el mundo. En principio nada relevante, nada con mucha ciencia; cierto es. Pero es mejor conocer para después decidir como dice un portal bastante conocido de información mercantil. Ahora en serio. Es la segunda vez que compro este bastón, y, a falta de análisis en internet, quizá sea el momento. ¿Y qué mejor ocasión de hablar de movilidad, de un complemento de movilidad, en este caso, que en semiconfinamiento?

Análisis: bastón óptico de VISIONU, un Ambutech sin grandes pretensiones

Y sí. Es el segundo, o sea que tan mal no lo tienen que haber hecho. Hoy analizamos mi segundo bastón de VISIONU, uno que, sin grandes pretensiones, pretende ser una versión low-cost de los que ofrecen los canadienses, a un precio algo menor con una calidad muy semejante. Descubrámoslos.

El primer bastón de VISIONU que compré, fue también el año pasado por estas fechas. Sufrió un fatídico desenlace, tiempo después, cuando estaba haciendo una formación en Fundacion ONCE. Iba yo tan tranquilo en el metro en un trayecto Goya-Embajadores cuando, al bajar de la línea 2 en Sol, dispuesto a meterme en la línea 3 para terminar mi viaje, alguien saltó mi bastón, tropezó con él, cayó encima y lo partió. Por supuesto metro no se hizo cargo porque no había imágenes de lo sucedido y porque, además, no había sido culpa de ellos, ni de un tren, ni nada semejante; sino de un usuario, así que volvía mi fiel Ambutech del año de la tana para usarlo casi otro año más y que sigo teniendo en casa.

Como poco después me avisaron del curso de Rochester (os lo conté) no ahondé mucho en esto porque, aunque conviene tener un bastón, tenía el de Ambutech, hasta que rompiera.

Al cancelarse finalmente el curso, por la pandemia, decidí que, quizá, solo quizá, por lo que fuera; había que comprar otro bastón. El de Ambutech estaba más viejo, sucio y maltratado, si cabe, que el año pasado, por eso decidí cambiarlo, y era casi indecente llevar ese bastón que un día fue blanco. Me lie la manta a la cabeza y decidí probar otra vez. En Amazon salen en seguida al buscar bastón ciego o mirar el escaparate de la marca, que vende otros artículos parlantes. De lo único que debemos tener cuidado es de elegir bien la medida del bastón que compraremos, y posteriormente solo quedará comprar y esperar.

Una vez en casa, tardó dos semanas entre la pandemia y que venía de UK, llegó el desembalarlo. Vino en un paquete de cartón tipo sobre de Amazon vía Correos Express. Dentro estaba una bolsa de terciopelo que contenía el bastón con dos conteras. ¡Dos conteras! ¡Yaaaaaaaaaaaaaas!

Descripción del bastón

Imagina un bastón normal, de Ambutech. Mango de goma, bastón de aluminio, contera de plástico. En los Ambutech es semirugosa, en los VISIONU es algo más suave. Listo. Eso es un bastón VISIONU. Algo más tosco, algo peor acabado si lo comparo con el Ambutech de grafito que tenía y que ahora mantengo como bastón de reserva, pero básicamente lo mismo. Vaya, tampoco es que crea yo en el i+d en bastones de ciego.

Las juntas son más suaves. No entra tanto como en un Ambutech de aluminio, por supuesto tampoco como uno de grafito, pues no tiene juntas de plástico, pero se une lo suficiente como para que sepas que está unido y sea seguro moverse con él.

La goma y la contera son básicamente las mismas. En el anterior VISIONU, de hecho, coloqué la contera de campo del Ambutech y la estuve usando hasta que la partió una cancela de mi edificio de Madrid. Al ser el diámetro del bastón (del tubo, vaya) exactamente el mismo, los repuestos valen. También la configuración de la goma, igual de tensa y anudada que en un Ambutech de origen. Por aquí, nada nuevo bajo el sol.

La única diferencia, salvable con cinta, celo, o similar, blanco reflectante que se puede comprar en cualquier tienda de manualidades o Amazon; es una franja roja en el último segmento del bastón. Aunque no se indica en ningún sitio, lo cierto es que esa franja roja existe, ya estaba en el anterior, y eso significa que se ideó como bastón de sordociegos. Nada que no pueda resolverse con adhesivo reflectante sin contar con que, además, casi nadie a no ser que vayamos a lugares muy específicos, centros de trabajo de gente con discapacidad, la propia ONCE o la Torre ILUNION, se me ocurre; conocerá su significado.

Moverse con el bastón para ciegos de VISIONU

De poco serviría hablar del embalaje, de la estupenda bolsita de terciopelo que se agradece tantísimo en los tiempos en los que estamos o de lo rugosa o no que es la contera original cuando no vamos al fondo de la cuestión, que es un análisis de la movilidad con estos bastones.

Aunque no me he movido con él todo lo que me gustaría, lo primero que se nota es algo más de ruido en la contera. Fue algo que advertí en el anterior VISIONU y de lo que no me acordaba. En cualquier caso, no es molesto, y simplemente es algo más agudo que el sonido de una contera de Ambutech contra el suelo. Si tenemos una contera de Ambutech, podemos colocarla en el VISIONU y crear un maravilloso bastón Frankenstein, aunque no creo que sea necesario. No para mí, al menos.

Moverse con él es exactamente igual. Algo más ligero, quizá, y algo más largos los segmentos. Aunque posiblemente la comparación no sea la más fidedigna, pues el Ambutech medía algo menos que el nuevo, pero esencialmente lo mismo.

Plegarlo y desplegarlo es incluso más fácil que en los bastones de aluminio de Ambutech, que dejé de comprar por su poca resistencia y lo propensos que eran a atascarse. Aunque la goma trae en la parte posterior un solo nudo, si hacemos otro dejando el círculo superior con el diámetro suficiente como para que quepa en él el bastón plegado, habremos resuelto un problema que podamos tener al plegarlo. TOC, al fin y al cabo, pero cada uno es muy suyo con como y donde deja su bastón.

Su resistencia es similar a la de cualquier otro bastón de aluminio. A los hechos me remito. Por muchas pruebas de dureza que no haya hecho, si alguien cae sobre un bastón de aluminio, sea de 20 euros como este, o de 40; posiblemente lo parta. Esa es la prueba de dureza fundamental. No se atasca en alcantarillas, no es más propenso a clavarse en el estómago y, en definitiva, no hay diferencias sustanciales que nos hagan descartarlo. Tampoco que me hagan echar de menos especialmente la dureza superior del grafito del antiguo.

Conclusiones


Si cuesta la mitad, pero no es la mitad de bueno, ¿Qué nos hace pensar que sea descartable?

VISIONU hace una apuesta por ofrecer un producto un poco más barato que los de Ambutech como una sustitución más que digna. No solo digna, sino muy digna, suficiente para convertirse en nuestro bastón de cabecera. Aunque yo en su día compré el primero como bastón de repuesto, lo cierto es que se convirtió en mi bastón habitual. Apenas lo noté y, al ser algo más ligero, era más cómodo de guardar y transportar.

Este bastón es lo suficientemente barato como para que no compres Ambutech como apuesta a caballo ganador por irse 4 o 5 euros, y lo suficientemente barato, también, para que te plantees que, si no te gusta, igual ni lo devuelvas y lo guardes como bastón del por si acaso. Es una buena opción para usar como bastón de todos los días, también para guardar por lo que pueda pasar, y desde luego, aunque cuesta la mitad, no es la mitad de buena que un Ambutech, sino algo muy similar.
Vaya. Si te pica la curiosidad, cómpralo. Si te gusta úsalo. Sino guárdalo o devuélvelo.

Como introducía en el primer párrafo, mucho no se puede investigar ni innovar en los bastones de ciegos. Porque es algo sin ciencia, sin mucho desarrollo, sin, posiblemente, nada que cambiar. Pero sin embargo yendo a VISIONU hacemos una apuesta por un producto algo más barato, algo más tosco y un poco peor acabado; cierto, pero que cumple con lo que uno busca y que, al final, suple con creces la función para la que se creó, ayudar a nuestra movilidad y advertir de nuestra discapacidad y presencia. Una buena compra, que, sin duda, prolongaré, espero que por mucho tiempo. ¿Hasta qué punto es rentable gastar 40 euros en un bastón que se pondrá feo, se rallará y se pelará en el mismo tiempo que uno que cuesta 22? Si no deja de ser un bastón de ciego.
Compra el bastón de VISIONU desde este enlace a Amazon
Recuerda que, si quieres, puedes seguirme en Twitter en @sdomenechmiguel, suscribirte por correo electrónico y, si te gusta mucho el contenido, por favor, considera compartirlo y colaborar económicamente conmigo. Esto hará posible que siga produciendo más contenidos interesantes como este.

¡Suscríbete a él y no te pierdas nada! ¡Esplai, mi podcast, ya está disponible! Un podcast sobre periodismo, tecnología, política, medios de comunicación, discapacidad, accesibilidad, perros guía y lo que surja. Escúchalo en Anchor, Spotify, Apple Podcasts y las principales plataformas de difusión. Si te gusta, por favor, déjame una reseña en iTunes, recomiéndalo y coméntalo en redes sociales.

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Salvador Domenech Miguel.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  OVH.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: