Wetaca: come bien todos los días. El servicio que promete enviarnos tuppers caseros para comer. Parte 2

Ya os conté hace unas semanas mi experiencia con Wetaca (abre en nueva pestaña), y dije que la iba a dividir en dos partes. Si entonces os traje la primera, donde hablaba sobre la experiencia previa, el registro, el pedido, el pago, la forma de introducir direcciones o los códigos de descuento, hoy os cuento qué me envió Wetaca, el método y qué me pareció. Siento no incluir fotos. La verdad es que era mi intención, y de hecho creo que tengo alguna, pero mi yo gocho pudo a mi yo fotógrafo 😉.

Previa al envío de Wetaca

 

Pedí el envío para el domingo por la tarde, a 2.99€ en Madrid, y sobre el viernes me enviaron un correo electrónico donde me indicaban la franja horaria de envío, entre las 21.50 y las 23.00. Una franja horaria extraña pero cómoda, que a mí al menos me pillaba en casa.

 

El envío

 

Me llegó dicho domingo a las 21.26. Se adelantaron en la hora cosa que francamente me dio igual, y llegó en una caja de transporte frío en manos de un repartidor muy amable, que no sé si era de la empresa, al que por asegurarme le pregunté el funcionamiento del invento.

 

El contenido. Eje central. Los tuppers de Wetaca

 

Y ahora, lo interesante. La caja. Era una caja bastante grande, de cartón, transportada probablemente en una cámara. Dentro, los tuppers metidos en un envoltorio de cartón con como el que rodea a las latas, por ejemplo, y la fruta de temporada en una bolsa de papel. Es importante decir que, aunque yo pedí 5 tuppers y la fruta, acabaron añadiendo uno más. No sé si como confusión, si era la guarnición de algo mal empaquetada o si siempre se envía un regalo que no pides. En cualquier caso, se les agradece.

Y llegamos a lo interesante. Los tuppers de Wetaca. La sensación que dan al sujetarlos es la de tener el envoltorio de una pizza refrigerada de supermercado, con la idea de que sea el propio recipiente lo que calientes y de donde comas.

 

La comida

 

Lo interesante y por lo que más preguntado la gente que leyó el post anterior es la comida. Afirman que sus raciones, de unos 300-400g valen como una ración para una comida o una cena y, la verdad, tengo que darles la razón. Pero aquí aparece mi yo gocho de nuevo, y es que hubo un día que me comí tres tuppers, así que desvirtué un poco la intención. En cualquier caso y hablando en serio, una ración da para una comida perfectamente.

El funcionamiento es muy sencillo. Abrimos por el abrefácil del tupper, situado en una esquina, un poco el plástico que lo cubre, lo metemos unos 5 minutos en el microondas y listo para comer quitando el plástico por completo.

No recuerdo todas las raciones, y aunque pudiera buscarlo creo que lo interesante es hablar de las que recuerdo porque si las recuerdo es porque me llamaron especialmente la atención. A destacar sin duda alguna la ternera a la barbacoa, un chuletón bastante generoso que efectivamente sabía a barbacoa sin salsas ni nada extraño, estaba en su propio jugo y en el punto de cocción perfecto; el pollo asado, que quedó bastante crujiente (estoy seguro de que más teniendo un microondas en condiciones) o la crema de calabacín. En cuanto a la fruta, como en la web no se indica, la mía incluía una manzana, una pera, una nectarina, una naranja y una mandarina. Todas en el punto perfecto así que por ahí nada que comentar.

 

Conclusiones

 

La verdad es que me sorprendió. Esperaba comida que supiera a plástico, a tupper o a comida de comedor de instituto o de residencia de estudiantes, probablemente por mi experiencia previa, y encontré comida de muy buena calidad, que realmente sabía bien y, definitivamente, con una opción a contemplar.

Sé que no es para mí. Sé que no voy a pedir Wetaca todas las semanas. Pero sí sé que es una opción, como otras, pero más versátil que una casa de comidas tradicional (al incorporar la conservación y la forma peculiar de pedir), mucho más sana que cualquier kebab a domicilio y más económica que un menú en un restaurante para la gente que trabaja en oficinas y no puede comer en casa todos los días. Una opción sorprendente, recomendable y a la que particularmente recurriré cuando me sea necesario.

Desde luego, por comparaciones que he leído, sin duda creo que de este tipo es la mejor empresa que hoy por hoy tenemos en España.

Confirmo el error que tuve al seleccionar PayPal como método de pago, pues me ha pasado enseñando a otra persona a hacer una compra.

Por último, no puedo más que animarte a probarlo. Para que te decidas, puedes utilizar mi código de descuento, SALVADORD2762, que nos dará 10 euros a ambos y te permitirá probarlo haciendo un pedido más barato.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Salvador Domenech Miguel .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Don Dominio https://www.dondominio.com/legal/55/politica-de-privacidad/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.