manifestación de la derecha, o algo que ha fallado en Colón

La derecha ha pinchado en su manifestación en Colón. Podrán contarnos las cosas como quieran, pero la realidad es que con asistencia gratuita a la manifestación de un domingo, en el que el grueso de la gente no hubiera tenido nada más ni mejor que hacer, que solo haya habido 45000 asistentes a la manifestación organizada por las derechas y apoyada por otros como la Falange o España 2000 de 46000000 que somos en España denota fracaso. Comparando incluso con las 170000 asistentes a la manifestación que hubo en Madrid por el 8M el año pasado o las 700000 del orgullo también del año pasado. Podrán contarnos lo que quieran. Podrán contárnoslo como quieran, pero lo mismo la gente se ha cansado de que una derecha que da lecciones a todo el mundo, o pretende hacerlo mientras día sí y día también se descubre lo que había bajo las moquetas del PP no les representa, ni lo hace la del partido que abandera el estar contra las “mamandurrias” mientras su líder cobró en puestos designados a dedo por el PP casi 700000€ de dinero público. Y es como mínimo normal. La derecha que casi terminó con la hucha de las pensiones, recortó en sanidad y educación y aplicó una reforma laboral contra los trabajadores parece tener un puñado de ultras a su favor. Lo mismo nos interesa más recuperarnos a valores previos a la crisis, queremos pensiones dignas, y que el Estado nos financie sanidad y educación de calidad. Lo mismo soy joven e impresionable, lo mismo no tengo razón. Pero quiero pensar que no somos tan ignorantes. Quiero pensar que esta es la lección que merecía esta derecha que tan subida estaba las últimas semanas. Igual así no se hacen las cosas.

Comparemos. Según datos de la delegación del gobierno de Madrid, es decir, de la policía, durante la mañana del domingo hubo 45000 asistentes a la manifestación ultra convocada por PP, Ciudadanos y Vox. Manifestación, recordemos, por la unidad de España, para reclamar “elecciones ya” y protestar contra Sánchez, presidente del gobierno, al que líderes como Casado, recordemos, consideran felón, traidor y golpista, mientras aprovechan para comparar la actualidad con el golpe de Estado del 23f.

Comparemos los datos con otros ofrecidos por la delegación del gobierno en Madrid, que resultan interesantes para ver de qué hablamos. La anterior manifestación por la unidad de España, a finales de 2017, reunió a 50000 personas, 5000 más que esta. En aquella ocasión, el contexto más inmediato era el referéndum del 1 de octubre. Podríamos comparar las situaciones, pero con todo y con eso en aquel momento la reclamación era un 155 en Cataluña y más mano dura para que se impidera el referéndum que en cualquier caso no era vinculante ni lo reconoció nadie. Con todo y con esto, pese a que Vox apenas se nombraba y gobernaba el partido popular, hubo más asistencia. Y sin que el PP contratara autobuses. Resulta curioso entonces que en un momento de más crispación, declaraciones mucho más irresponsables y derecha mucho más exaltada haya habido menos asistencia pese a que los posibles asistentes hubieran tenido más facilidades para llegar a Madrid. Si comparamos y nos vamos más atrás todavía, en 2007 181000 personas se manifestaron contra Zapatero por el proceso de paz con ETA. ¿Más allá? Datos muy similares, como las 166000 personas que se manifestaron contra el matrimonio gay, aprobado en la primera legislatura de Zapatero, en 2007.

Vámonos a datos mucho más actuales y significativos. ¿Orgullo LGTB de 2018? 700000 asistentes y sin ser los datos de 2017 con el WorldPride. La jornada histórica de manifestación feminista del 8 de marzo de 2018 también tuvo más asistencia, 170000 personas consideraron que era una causa justa que defender, que debían dejar de existir manadas y dejar de matar a las mujeres solo por serlo.

Comparando datos, resulta evidente que la derecha se está equivocando. Por supuesto, no son datos esperanzadores. Está claro que cada persona podrá pensar y creer en lo que quiera, pero tambi´n está claro que, a comparación, 45000 asistentes es un número un poco insignificante. No hace justicia, desde luego, al aumento de afiliados del que presume Vox en los últimos meses. Por supuesto que no debe hacernos dejar de estar en alerta. Esto puede significar mucho o puede no significar nada. Lo que sí está claro es que Vox ya tiene el caldo de cultivo, que la mejor campaña electoral que han tenido han sido los medios de comunicación, que ha llegado para quedarse y que, aunque sea un dato residual, hay 400000 personas en Andalucía que podrían haber sido, ya solo ellas, público objetivo de esta manifestación. Y que por ahora no se han querido dar a conocer.

Lo mismo es la forma de que nuestros políticos entiendan que ya está bien de medirse la bandera. Que la españolidad no se mide en veces que vas a misa, a manifestaciones o gritas viva España, ni siquiera en la de banderas que cuelgas del balcón; sino más bien en buscar que nos recuperemos de la recesión económica y que no ahya desigualdades. Igual en eso está el ser un buen español. Al menos a mí es la idea de España que me representa. Igual es el momento de que dejen de jugar a quien es más populista y empiecen a ver quien mira más por el bien común, por mejorar el Estado y por tener un pueblo más feliz, menos crispado y con mejores condiciones de vida. Esa es la política que me representa. Essa es la política que espero que nos represente.

 

Para ampliar

 

  1. Estos son los 21 puntos de la propuesta de Torra a Sánchez: desde el autogobierno hasta un debate sobre la Monarquía. Los 21 puntos que Sánchez no acepto, motivo por el que, de primeras, ha dado por rotas las negociaciones con el independentismo.
  2. El ‘antifrágil’ Pedro Sánchez, cercado por la realidad, por Lucía Méndez. Un análisis muy certero en el que la periodista de El Mundo resume la situación política de esta semana.
  3. Resulta curioso que haya habido periodistas convocados para leer un manifiesto. Más allá de lo reprochable que nos pueda ser alinearnos de forma tan directa con un movimiento político, con el perjuicio que eso pueda tener para nuestra credibilidad en el futuro, ha sido un manifiesto plagado de falsedades y realidad manipulada. Como ya sabemos, la forma de moda de hacer política de esta nuestra derecha patriótica. En ese sentido, en este artículo de El País las desmienten.

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Salvador Domenech Miguel .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Don Dominio https://www.dondominio.com/legal/55/politica-de-privacidad/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.